El efecto Dallas


Leo en la prensa incompetente que Dallas regresó esta pasada noche a la televisión en España apenas cuatro días después de hacerlo arrasando en Estados Unidos. Por lo visto no se trata de un remake, sino de tramas nuevas acordes con el tiempo actual donde vivirán los mismos personajes de antaño. En un saludable ejercicio de paja mental he elaborado una disposición general adaptando esta ocurrencia yanqui a la serie española más mítica que ha existido y existirá. Y lo dejo gratis, lo regalo, para que lo recoja un guionista y haga otras 13 temporadas de Cuéntame Cómo Pasó.

En el año 2012 Antonio Alcántara y Mercedes Fernández son dos ancianos que disfrutan gratamente de una jubilación ganada a base de esfuerzo y de trabajo. Los socialistas les bajan las pensiones y eso a Antonio le ronca la mandarina, pero no va más allá de cagarse en la hospitalera. Aprendiendo del error que cometieron metiendo todo el dinero en el Banco de Granada, decidieron a partir del año 2000 dosificar sus pagas en diferentes sitios: Caja España, la CAM y Caja Madrid. Con el petardazo del 2010, Antonio revisa todas sus cuentas y se da cuenta de que ha firmado acciones preferentes por valor de 50.000 euros, que supone más del 90% de la economía familiar, por lo que su dinero queda retenido y no puede hacer frente a los pagos del chalet que se compró en Benidorm, como ya amenazó en 1969, y sufre un embargo.

Mientras tanto, Antonio Alcántara hijo es un reputado periodista del grupo PRISA que en 2009 se ve afectado por un ERE y queda en la puta calle. En su estancia en Italia se casó con la argentina, pero cuando fueron al circuito de Monza a ver una carrera de Alain Prost, Cecilia conoció a Briattore y la cortejó prometiéndole un palacete en Kenya. Así que Toni, cornudo y apaleado, volvió a España para centrarse únicamente en su trabajo. Tras su despido, con 63 años recién cumplidos, decide retomar su carrera en la abogacía y se apunta al turno de oficio.

Tras ser hippie, casarse con un cura, engancharse a la cocaína y rehabilitarse, Inés comenzó la década de los 90 como prostituta. Los guionistas no la quieren y es lo único que faltaba para terminar de putearla. Se sube con primor al carro del bótox, por eso ahora su gesto facial da auténtica grima y además tiene sida. Vive en la Pensión Tomelloso y mendiga por el día para pagarse los whiskies a la noche. Siguiendo los pasos de su madre, Oriol se hizo travelo y hora se hace llamar 'Carmela'.

Una vez perdida a la mujer de su vida, que cayó en manos de su amigo Felipe, Carlitos decide dar un giro de 180 grados a su vida y se marcha a México a comenzar una nueva vida. Los inicios fueron duros, pero poco a poco consiguió sacar la cabeza trapicheando con narcos. A mediados de los 90 ya era un tipo reconocido en el mundo de la droga y la cantidad ingente de dólares que ganaba la invirtió en negocios inmobiliarios y tecnológicos. Así abandonó definitivamente los bajos fondos y se convirtió en un rico filántropo y transparente. Aunque su familia lo da por muerto, lo cierto es que aparece a menudo en las listas de Forbes bajo el pseudónimo que utilizaba cuando pasaba farlopa en las calles de Tijuana: Slim.

Miguel es viudo. Paquita murió por fin en el 2001 cuando se incendió la cocina mientras hacía croquetas, dejando así de dar por culo a todo el mundo. Las gemelas entraron en Gran Hermano y Françoise es una vieja gloria del destape asidua a Cine de Barrio. Toda esta situación le superó y se volvió más zumbado de lo que estaba. Ahora es pastor en Sagrillas y afirma tener una relación estable con una de sus ovejas.

Por último, Don Pablo acaba de salir de la cárcel pagando una fianza de 800.000 euros. En 2004 entró en la cúpula directiva del PP valenciano y fue el que organizó la trama Gurtel. Debe presentarse el día 1 de cada mes en la Audiencia Nacional y vive bajo arresto domiciliario en su casa de La Moraleja compartiendo vecindario con Mourinho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario